Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 11 octubre 2005

EL OBITUARIO

“La muerte es como la suerte, al que le toca le toca”, reza el refrán popular y es sin duda una gran verdad.  La muerte a todos alguna vez nos tocará el hombro para invitarnos a ser parte de un viaje al cual no podremos negarnos; cabe el consuelo que más allá hay un mundo mejor (¡¡¡así al menos lo espero!!!!), aunque siempre está la condición de que merezcamos llegar allí.

Y así como la muerte llega, las malas noticias vuelan y más temprano que tarde un deceso es ampliamente conocido por mucha gente, incluso aquélla  que había dejado de ver al difunto por varias décadas… “es el correo de las brujas” dicen por ahí.

Y este suceso, como lo fue antes el nacimiento, debe también anunciarse, es decir dar la noticia,  publicarlo, proclamarlo, hacerlo saber.  A esta altura al muerto ya se le han perdonado todos sus pecados y es un compromiso que nace de cada uno lamentar la pérdida  y decir que al final  “no era tan malo”, pues tenía los defectos que cualquier ser humano.

Los obituarios, secciones necrológicas de los periódicos, dan el espacio necesario  para hacer partícipe a la comunidad del trágico o sensible fallecimiento de tal o cuál persona y a través de  esta sección nos podemos enterar  del fallecimiento  de alguien. Sin lugar a dudas, debemos considerar que  extrañamente en el lugar y hora  de las exequias  vamos a encontrar a un conocido, amigo en común sin saberlo, y tendremos  con quién recordar al difunto.  Sin ánimo de restar la solemnidad y el dolor de un hecho así, en especial para aquellos más cercanos, hay situaciones curiosas que aparecen en los avisos fúnebres que inducen a grandes sorpresas y a vivir momentos de perplejidad.

Un día cualquiera pude observar en un obituario el siguiente aviso; lea Ud. con atención:

 

“Se informa que un renombrado,  conocido

desgraciado dejó de existir en horas de ayer.

Tierras Altas, donde viviera y su pueblo natal

prepara una memorable fiesta para celebrar

en tres días  este grandioso acontecimiento

Su esposa, hijos, familiares y personas cercanas

expresan su alegría y no dejan de agradecer a Dios

Su fallecimiento,  deja  una enorme sensación

de infinita tranquilidad  en todos los vecinos,

en el pueblo.  Su ausencia constituirá progreso

La localidad completa luce, desde muy temprano

el rojo encendido que ostenta orgullosa la bandera

para este vecino que descansa en paz”.

 

Todo escapaba a la lógica, cómo podía alguien haberse tomado la molestia  o el sarcasmo de expresar de esta forma un fallecimiento.  ¿Dónde queda la prudencia?, pues sea como fuere el difundo  en sus últimas horas merece un trato digno y el mayor respeto.  Me sorprendió  al mismo tiempo, al  leer el aviso, la ligereza  con que se informaba la defunción y la algarabía que toda la comunidad expresaba al respecto.  ¡Nota curiosa!,  me dije y mejor di vuelta la página para enterarme qué estaban haciendo los vivos… generalmente más peligrosos que aquellos que han pasado a mejor vida.

Al cabo de unos días, aún con el bichito de la curiosidad, me detuve nuevamente en el obituario y con sorpresa leí  lo siguiente: “Como un lamentable error podemos calificar una nota necrológica publicada hace un par de días atrás, en la cuál se informaba el fallecimiento de un vecino de Tierras Altas.   En la  nota se omitieron algunas líneas que tergiversaron  el anuncio en cuestión; por lo tanto se ha estimado prudente publicar este día el texto original.  Lea usted con atención:

 

Se informa que un renombrado,  conocido

y querido vecino, a causa de un accidente

desgraciado dejó de existir en horas de ayer.

Tierras Altas, donde viviera y su pueblo natal

preparaba una memorable fiesta para celebrar

una actividad religiosa y reducirá sin más,

en tres días  este grandioso acontecimiento

debido al enorme pesar que vive la comunidad.

Su esposa, hijos, familiares y personas cercanas

profundamente acongojados por esta pérdida

expresan su alegría y no dejan de agradecer a Dios

el haber tenido a su lado a este gran hombre.

Su fallecimiento, deja  una enorme sensación

de  profundo dolor en sus seres queridos, pero

de infinita tranquilidad  en todos los vecinos,

pues parte de su fortuna según su deseo se invertirá

en el pueblo.  Su ausencia constituirá progreso

paradójicamente para  Tierras  Altas.

La localidad completa luce, desde muy temprano

crespones negros que sellan de solemnidad

el rojo encendido que ostenta orgullosa la bandera

dando un contraste de respeto en la despedida

para este vecino que descansa en paz.

 

Cerré el periódico, me senté ante mi computador y en un abrir y cerrar de ojos redacté mi propio aviso necrológico, corto y preciso, “Marina Flores Rozas ha fallecido, si usted quiere acompañarla en su funerales será bienvenido.  Se aceptan todo tipo de flores”.   Y tendré cuidado de dejarlo a la vista para evitarle la molestia a los otros de pensar que decir, o publicar  o a qué invitar… jajajajajajajajajaja.

 

Marina Flores Rozas (Chile)

 

Nota: Esto es solamente imaginación… espero que nadie encuentre una nota necrológica tan divertida antes que yo)

Read Full Post »

CON AMOR Y POR AMOR

Para participar en un libro hay que tener una buena razón y el amor fue la razón que movió a estas personas para hacer posible que "Con Amor y por Amor" fuera una realidad.  Un mensaje, un mensaje de amor, sencillo, expresado en poemas, relatos y cuentos.
 
Cada quién dice algo especial que nace de su alma:
 
"Sólo me queda un suspiro… recuerdo de una pasión"  Ana María Díaz Avarez
 
"Laura te quiero, te amo, mi alma siempre te recordará"  Moisés Jimenez Conde
 
"No puedo mirarte al corazón, ni siquiera  a  los ojos"  Mónica Belmonte Rueda
 
"Océano de amor dónde llegan todas las almas…"  Salvador Fides Alamar
 
"Mi corazón palpita, al compás de tu medida"  Susy Moreno Tena
 
"… y si bien amo el susurro de la lluvia…espero que vuelvas con el viento"  Marina Flores Rozas
 
"… y allí el corazón, ¡por fin! pudo respirar…"  María Asunción Camps Jarque
 
"… tengo mi alma enamorada  y florecidos mis pensamientos"  Ignacio Alcántara Godino
 
"La poesía es cómplice del amor verdadero" Antonia Carballo Gutiérrez
 
"Ante tanto horror, mucho amor" Araceli Conde Romero
 
"De nada me servirá que dé mi vida por el prójimo, si no tengo amor, no soy nada" Marisa Paralea Morales
 
"…dime si me quieres porque todo viene del amor" Paula Paloma
 
"… por fin oía la voz de su corazón, todo el miedo que tenía en su interior se fundió como un pedazo de hielo" Sonia Esteba Cat
 
 
A todos mis compañeros en este libro un saludo especial y no se olviden jamás de darle un espacio al alma.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Read Full Post »