Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 noviembre 2005

REFLEXIONES DEL AMOR

Una vez, hace tiempo atrás,  comenté a alguien que me gustaba escribir y esta persona me dijo que eso era privilegio sólo de algunos.  Al cabo de unos días me envió lo que leerán a continuación y quedé sorprendida, pues es una hermosa reflexión. Entiendo que es de su autoría  pero no le pregunté, pero  sino lo es bien por la persona que sí lo escribió.

Cuando yo la leí,  entendí que finalmente todos tenemos la capacidad de decir lo que pensamos o sentimos y siempre encontraremos las palabras justas y precisas, a pesar que digamos lo contrario.

Expresar los sentimientos no es privilegio de algunos, es un don que todos tenemos.

 

 

 

 

 

 

Duele amar a alguien y no ser correspondidos, pero lo que es más doloroso es amar a alguien y nunca encontrar el valor para decirle a esa persona lo que sientes.

Tal vez Dios quiere que nosotros conozcamos a muchas personas equivocadas antes de conocer la persona correcta, para que al fin la conozcamos y sepamos ser agradecidos

por ese maravilloso regalo. Pero una de las cosas más tristes de la vida es cuando conoces a alguien que significa todo y sólo para darte cuenta que al final, no es para ti y la tienes que dejar ir.

 

 

 

 

 

 

Cuando la puerta de la felicidad se cierra, otra se abre, pero algunas veces miramos tanto tiempo a aquella puerta que se cerró,  que no vemos lo que se ha abierto frente a nosotros.  Es cierto que no sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos, pero también es cierto que no sabemos lo que nos hemos estado perdiendo hasta que lo encontramos.

Darle a alguien

todo tu amor nunca es un seguro de que te corresponderán, pero no esperes que te correspondan; sólo espera que el amor crezca en el corazón de la otra persona pero si no crece sé feliz por que creció en el tuyo.

 

 

Hay cosas que te encantaría oír  y que nunca escucharás de la persona que sí te gustaría que te las dijera, pero no seas tan sordo si sientes que  puedes seguir luchando. Nunca le digas a una persona que ya no la amas si no la puedes dejar ir.

 El amor llega a aquel que espera, aunque lo hayan decepcionado; a aquel que aún cree, aunque haya sido traicionado; a aquel que aún necesita amar, aunque antes haya sido lastimado; y a aquel que tiene el coraje y la Fe para construir la confianza de nuevo.

 

El principio del amor es dejar a aquéllos que conocemos que sean ellos mismos y no tratarlos de voltear con nuestra imagen, por eso entonces sólo amaremos el reflejo de nosotros mismos en ellos.

 

No vayas por el exterior, éste te puede engañar; no vayas por las riquezas porque aún eso se pierde; ve  por alguien que te haga sonreír. Hay momentos en los que extrañas a una persona tanto que quieres sacarla de tus sueños y abrazarla con todas tus fuerzas.  Espero que sueñes con ese alguien especial.

 

Sueña lo que quieras soñar, ve adonde quieras ir, sé lo que quieras ser porque tienes tan solo una vida y una oportunidad para hacer todo lo que quieras hacer.

Espero que tengas suficiente felicidad para hacerte dulce, suficientes pruebas para hacerte fuerte, suficiente dolor para mantenerte humano, suficiente esperanza para ser feliz y suficiente dinero para comprar regalos.

 

 Las personas más felices no tienen siempre lo mejor de todo, sólo sacan lo mejor de todo que encuentran en su camino.


La felicidad espera por aquellos que lloran, aquellos que han sido lastimados,
aquéllos que buscan,  aquellos que tratan. Porque solo ellos pueden apreciar la importancia de las personas que han tocado sus vidas.

 

El amor comienza con una sonrisa, crece con un beso y muere con una lágrima.  La brillantez del futuro será basada en un pasado olvidado.

No puedes ir feliz por la vida hasta que dejes ir tus fracasos pasados y los dolores de tu corazón.

Cuando naciste, tú llorabas y todos alrededor sonreían, vive la vida de forma que cuando mueras tú sonrías y todos alrededor lloren”. (J.A.S.G.)

 

 

 

 

Read Full Post »

UN TRASPIÉ EN EL AMOR

 
 
 

Como en muchas cosas en la vida también el amor ha debido adaptarse a los nuevos tiempos. Algunos habrán conocido a su gran amor a primera vista, o través de una persona conocida o de toda una vida.  Hoy, entre tanta modernidad,  se pueden estrechar lazos afectivos también en el mundo cibernético, es decir a plena pantalla,  por obra y gracia del Mouse y los dedos, los corazones se transportan vía satélite.  Este tipo de amor lo vive Florencio, un cincuentón que profesa un tipo de amor que atraviesa el mundo.  Él y su amada, sin saber ambos cómo son físicamente, hace mucho tiempo que vacían sus sentimientos y sueños en letras y sus citas son encuentros de Chat y sus cartas de amor enviadas a través del correo electrónico; más aún así se confiesan profundamente enamorados y felices.  Cada quién expresa al otro sus ilusiones, sus gustos, sus fantasías y hoy Florencio ha resuelto cumplir un anhelo  que su novia dejara entrever en su última conversación.

 

 

Entra a la peluquería de un amigo, muy presuroso, bastante atolondrado  en su hablar y sin dejar que el peluquero sea capaz de sacar palabra alguna; le explica que ha decidido cambiar su imagen actual, pues la dueña de su corazón gusta de aquéllas cabelleras que se peinan hacia atrás.  Con mil palabras por minuto justifica su decisión, matizando su arremetida verbal  con frases de enamorado: “no sabes cuánto la quiero”, “es una mujer muy especial”, “es el amor de mi vida” y una seguidilla de suspiros que nadie presente allí podría  desmentir que nacen de un alma enamorada.

 

 

 

Aquello es un bombardeo de palabras, de explicaciones, de pura exaltación  y el color en sus mejillas evidencia un flujo de adrenalina  que brota en  Florencio como un torrente.  Serenado ya con su monólogo, mira al espejo y se encuentra con el reflejo de la imagen del peluquero y ve cómo en el rostro de éste se dibuja una mueca de risa y asombro mientras observa la cabeza de su amigo.

  

El enamorado abruptamente entiende aquél gesto y baja su mirada a su propia imagen.  Allí esta él, ése es él…¡CALVO!  pues hace ya más de veinte años que ha perdido la totalidad de su cabello y allí no hay ni un solo pelo que admita un nuevo look, ni peinado atrás, ni al medio, ni rizos , ni lisos… ni siquiera uno para darse el lujo de estar despeinado.  

Un poco turbado Florencio mira al peluquero y ambos se echan a reír a todo pulmón.   “El amor es ciego” murmura, mientras pasa su mano por su calva cabeza.  Se despide del peluquero; quién tararea aquella canción…¯el amor…el amor…el amor¯.

 

Marina

 

 

Read Full Post »

Por una eternidad

 
 
Una vez fuiste lluvia
y polvo del camino,
luna, sol, nubes, viento,
día, noche, sal, trigo,
fuiste la esencia de mi alma
fuiste mío… sólo mío.
 
Hoy ya eres mi tristeza
y nostalgia en mi destino,
angustia, dolor, desaliento,
agonía, soledad, vacíos,
más aún así llenas mi vida
para siempre amado mío.
 
 
Marina
 
 
 
 

Read Full Post »