Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 26 abril 2006

La Partida

La humilde casa de Julio y Emelina alberga la agonía de Aída Car, esposa de Próspero Tapia.  La última golpiza y la húmeda noche que soportó cuando “su amo” la echó a la calle fueron lapidarias  y lleva ya tres semanas entre incoherencias y dolores.  Pero hoy está consciente y ha dicho que a mediodía vendrá a buscarla su madre. Junto con agradecer los cuidados que le han dado, pide con ansiedad que la vistan.  Así lo hacen, con premura y sin preguntar nada.  Cuando calzan sus pies, ella estira su mano hacia la nada y en un suspiro se marcha.  Julio al pasar su mano por el rostro de la muerta para cerrarle los ojos, piensa que ya deben ser las doce del día… pues el sol está alto.

 

Marina Flores Rozas

Chile

 

myspace layout

 

 

Las caricias se vuelven a veces inexplicablemente espinas

y la razón humana un verdugo.

Read Full Post »

Añoranza en el olvido

 

 ¡Si usted me hubiese amado,

imagine mi vida!

 

Lluvia dulce y pausada

como aquélla que cae

en los campos abiertos

o en la anónima calle.

 

Lluvia de vida fresca

de canto acompasado,

milagro de agua viva

por estar a su lado.

 

Habría sido trueno

como de invierno intenso,

con voz enardecida

diciéndole “lo quiero”.

 

Resplandores de estrellas

o de una luna nueva,

 tatuarme en la pupila

de su mirada buena.

 

Para abrazarlo atrevida

me habría hecho viento,

arroparlo en caricias

enloquecerlo en besos.

 

¡Si usted me hubiese amado,

imagine mi vida!

 

Flores habría sido

para engendrar su piel

de esencias y de aromas

perpetuando su ser.

 

Pero si usted, mi amado

hubiese consentido

desatar sus impulsos,

  mujer habría sido.

 

Y este corazón lleno,

y este cuerpo anhelante,

con delirio exquisito

lo habría hecho amante.

 

Sólo usted y mi pasión,

mi aliento estremecido,

sofocado en apetencias

porque fuera mío, mío.

 

No habría estado aquí,

no habría agonizado,

esperando sus letras

   si usted me hubiese amado.

 

En un mustio jardín

que recoge recuerdos,

cobijo de los  viejos,

antesala de muertos.

 

¿Sabe?, aún guardo el amor

que llevaré al sepulcro,

pues me prometí quererle,

sólo usted fue mi mundo.

 

Hoy, piel ajada y triste,

y aquí me he olvidado

discurriendo en tal vez

 si usted me hubiese amado.

 

¡Si usted me hubiese amado,

imagine mi vida!…

 

susurra aquella anciana

y se queda dormida.

 

Marina

 

MySpace Layouts

Read Full Post »

Secreto

1- Quiero contarte un secreto (mira en el 5)

2- La respuesta (mira en el 11)

3- No te molestes (mira en el 15)

4- Calma, no estés tan rabioso (a) (mira en el 13)

5- Primero (mira en el 2)

6- No estés tan molesto (a) (mira en el 12)

7- Solo quiero decirte que te quiero mucho.
(mira el 16)

8- Lo que quería decirte esta en el 14 (ve allí)

9- Ten paciencia
(mira en el 4)

10- Allí esta finalmente la respuesta (mira en el 7)

11- No tengo coraje para decírtelo (mira en el 6)

12- Disculpa (mira en el 8)

13- No seas tan ansioso(a) (mira en el 10)

14- Aunque no se como decírtelo (mira en el 3)

15- Debes estar furioso(a) (mira en el 9)

 

16- Vamos, te cuento otra vez  (mira el 1)

  

 (texto sacado de internet – desconozco autor)

 

 

 

Read Full Post »

¿Yo?

 ¿Yo?

Soy la misma de siempre.


Me suspendo en un pétalo pálido,

y otras veces en el verso exquisito

de un magistral poema.

 

 Me atrapa la simpleza

de un perro sin nombre

que corre tras un vago destino.

 

Adicta a suspiros y sueños,

a entregas infinitas,

a frenesíes sin tiempos.

 

¿Yo?

Soy la misma de siempre.

Extrañando y esperando

un regreso.  A ti.

 

¿Yo?

El espejo dice que soy la misma.

Creo que el reflejo miente y callo.

 

Me muero despacito

o quizás ya morí.

 

    

 

Read Full Post »

Dicen…

Read Full Post »

Bendiciones

 

  

El rosario, concebido para facilitar la concentración en el recitado de las oraciones, nació en India, donde se empleaban sartas de pétalos de rosas. Los monjes cristianos de Occidente lo adoptaron en el siglo III y Santo Domingo acuñó la palabra en 1.208, en recuerdo de una visión de la Virgen con una guirnalda de rosas.

 

Myspace

Read Full Post »

PLEGARIA

 

Azucenas para ti Señora,

flores por tu alma pura

sutiles como tu hermosura,

como tu amor de Madre buena;

con estas humildes azucenas,

benditas ya por tu dulzura,

ruego suplas la amargura

por esperanza

que este mundo añora.

Marina

 

 

 

                                                           

    

 

 

Read Full Post »

Older Posts »