Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 29 abril 2008

Si acaso alguno de aquellos entendidos

de mí dijese un insulto por su boca

quizás para herirme o quien sabe agobiarme

y dejara escapar la palabra "loca";

¿Locos entonces  son esos soñadores

que ríen, lloran o gustan de las  rosas?

 

Pues la locura es como una flor perenne

de ésas  pródigas que ceden hermosura,

aunque arrecien destructoras tempestades

o con sol nuevo  persiste en su aventura;

velando al seso contra viento o marea

indiferente a llamarse chifladura.

 

Locos han sido tantos y ante el reproche

nunca han desistido de enraizar sus sueños

como ése que gigante gritó a un molino

y bravo alzara su espada con empeño;

¡Bizarro Quijote!, Señor absoluto

del delirio, del arrojo único dueño.

 

Y algunos que abstraídos mirando el cielo

con una aserción torcieron la existencia,

él que dijo que la tierra era redonda,

los demás que le porfiaron a la ciencia,

voces que fueron juzgadas con premura

confundiendo su locura con demencia.

 

¿Quién no ha ansiado liberar una locura?

Ésa que como un ovillo usted envuelve

Decir algo especial a quién no lo espera

Caminar bajo la lluvia displicente

para sentir que aún está vivo y libre

o quizás  soñar despierto simplemente.

 

Altivo ir por la vida que no hay pecado

de haber hecho sin herir otras locuras,

ni atropellar voluntades verdaderas,

ni humillar o ironizar una aventura

y no rendirse a alcanzar una quimera

como hace el sapo enamorando a la luna.

 

¿Yo? Claro que soy loca si me juzgasen,

corazones trazo aún en servilletas

me emociono, permito que escape el llanto

y con frecuencia me habita la tristeza

me lastima la apatía, aún amo

y concibo estos versos sin ser poeta.

 

Marina Flores Rozas

 

Imágenes obtenidas en la red.

Anuncios

Read Full Post »

Naranjas y amor

 

 

Señor de las naranjas dulces,

Señor que le nombran naranjero,

dulce es el amor que asiste y prenda

ácidos a veces los recuerdos,

más quién se resiste, quién perjura

dígame usted a probar una naranja

que dulce sea como el amor primero.

 

¡Naranjas llevo, son muy buenas!

¡Naranjas cómprele al naranjero!

El pregón insiste en cada esquina,

el amor se agazapa  al acecho,

susurra, con férrea persistencia,

y transigen todos, la cordura cede

quedándose el espíritu algo perplejo.

 

De la naranja nadie augura

su sabor, tampoco el naranjero,

mas embriaga el sentido y perfuma

haciendo al antojo carcelero

igual que el amor que no pregunta

recluye, inhibe, apena, ofusca

place, asfixia dulcemente al sosiego.

 

Señor de las naranjas dulces,

con saber llámenle naranjero,

más al mercader de amor, sí ése

cómo le nombran si va en silencio

distante, sin pregones ni ofertas

más como las naranjas tienta y regala

dejos agrios y dulces en los recuerdos.

 

Marina Flores Rozas

Chile, abril del 2008

 

 

 

 

Read Full Post »

Hoja de otoño

Read Full Post »

Soñar

Read Full Post »

Propuesta

 

Dime que alguna vez dormiré en tu regazo

que serás mi amante, vehemente, perfecto

de murmullo pausado al compás de mi aliento,

de entrañable paciencia al eco de mis pasos.

 

Pues acaso un amante se hace en una entrega

nada exige y entiende que hay tiempos prestados

que basta un segundo para saberse amado,

viste de exaltación, enmudece en la espera.

 

Entonces di que sí, aunque no digas cuándo

sólo que con certeza asirás mi existencia

y un suspiro ahogado aturdirá la cuenta,

para ahí acabar, en la oquedad de tu abrazo.

 

Y si tú eres mi amante, yo iré de igual clase

me haré de flores y hojas, de eternas entregas

por ti crearé ensueños y pasiones intensas

te amaré en mis letras de amor y en cada frase.

 

Amantes, quizás sea una voz prohibida

y alguien reprochará con tesón desmedido

este atrevimiento de proponerte mío

e ir enamorados hasta el fin de la vida.

 

Marina Flores Rozas

 

Read Full Post »

Otoño

Texto: Marina Flores Rozas  –  Imagen:  Internet 

 

Read Full Post »