Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 24 mayo 2010

Un día de ésos.

Un día de ésos, frío, gris, mudo

escaso de colores y de sueños,

uno de ésos días de espera,

donde los edictos del sol

son soslayados por las nubes

e ignorados con displicencia

quizás con qué fundamento,

me acordaré de ti

y mis labios resecos te nombrarán

siendo un asueto en mi alma

antes de huir otra vez al silencio.

 

Y es que ese día aunque serás
recuerdo,

mío, arraigado como el musgo

que en la piedra prende y subsiste,

sé que sólo al musitar tu nombre

se encenderá el torrente de mi
sangre

como ahora, violento, férvido

sin reparos ni sonrojo, selecto,
disipado;

con estas mariposas poblando mi
piel

anudadas, imprecisas, ansiosas

volando a mis sienes y saturándolas

de ti, por ti, otra vez.

 

En un día de ésos, grises, viejos,

que despacio concluyen,

que no temen la muerte ni la vida,

entre la prisa y apatía del renuevo

y el dolor en la triza de los
huesos,

me acordaré de ti… sí, lo sé.

Un día de ésos, de mi ocaso

te traeré a mi memoria algo
aturdida

y sólo me dolerá no tener en mis
recuerdos

la tibieza de tu cuerpo, aprendida

en la dermis de mis manos.

 

Marina Flores Rozas


Read Full Post »

Esas hojas de otoño…

Read Full Post »